Orán: Volvió a la casa de su cuñada y vio que estaban violando a su hija.

Una mujer de 26 años, estaba haciendo justicia por manos propias en plena calle Arenales de la localidad de Orán. 

La mamá cegada de la bronca e impotencia, agarró una cadena y golpeaba brutalmente a un sujeto, que oportunamente fue salvado por un móvil policial que realizaba patrullaje en la tarde de este miércoles. 

Según lo informado a HolaSalta.com, la joven dejó a su hijita en la casa de su cuñada para que la cuide mientras ella realizaba un trámite, pero volvió a los minutos, su cuñada no se encontraba y al ingresar al fondo de la vivienda sorprendió al abuelo de corazón, que estaba violando a su hijita.

En ese momento, la mamá recurrió abrazar a su hijita y contenerla, mientras que el sujeto, quien vive en el domicilio y es amigo de la familia desde muchisimo año, tanto que lo llamaban "abuelo del corazón", salió corriendo para la puerta de entrada.

La niña entre llantos y crisis nerviosa le contó a su madre, que siempre que ella se queda en la casa, el acusado aprovecha que su tía no está y le toca las partes íntimas, luego la abusa sexualmente con penetración. La menor dijo que siempre la amenaza que no cuente nada porque sino mataría a sus hermanitos.

Llena de bronca, cegada agarró una cadena y salió en busca del sujeto, empezó a golpearlo en plena calle, hasta que el móvil policial observó el momento.

Los efectivos policiales de la SubComisaría 9 de Julio, al interiorizarse sobre el hecho, procedieron a la detención y traslado del degenerado quien se encuentra en disposición de la Justicia Salteña.

La mamá realizó la denuncia correspondiente y se ordenó realizarle a la menor todos los estudios médicos y complementarios correspondientes.

Comentarios

Comentar artículo