Aprovechan la pandemia para congelar salarios, vaciar la Educación y pagar la deuda

A partir del mes de agosto los salarios quedarían congelados hasta nuevo aviso, ya que la pandemia no tiene fecha de finalización. Aprovechando esta situación el gobierno nacional cierra una paritaria con una " compensación" de 4840 pesos, en cuatro cuotas que no alcanzan ni para pagar una factura de internet. Mientras que Saenz, el mismo día que vuelva a conseguir aprobación para endeudar la provincia para pagar deudas del gobierno anterior , congela la paritaria en el MENTIROSO 30 %. Mentiroso porque aunque así lo anuncien los medios, el acuerdo con los gremios fue de un de aumento escalonado en un 8% en febrero, que correspondía al año 2019, un 8% en marzo, un 4% en mayo y un 10% en julio.

Congelar el salario es congelar el presupuesto educativo, ya que el 80% está compuesto por el mismo . Es grave además que en medio de la incertidumbre que genera la pandemia en cuanto a su tiempo de finalización, no se prevea invertir en mejorar las escuelas en infraestructura, aumento de personal y todo lo necesario para poder retomar la presencialidad, cuando se pueda. ¡Hay que recordar que una encuesta realizada por los propios educadores revela que alrededor del 80% de las escuelas de la provincia no estarían en condiciones!

También con estas noticias terminan de confirmar que el sistema educativo en la virtualidad va a seguir siendo sostenido por el salario del docente y las familias de nuestros estudiantes. Profundizando la desigualdad en el acceso a un derecho universal como lo es la educación.

Deuda externa y educación

Como lo demuestra toda la historia educativa, el presupuesto destinado en educación es ínfimo e irrisorio en relación a lo que se destina en todos los presupuestos anuales al pago de la deuda externa interminable. Lo que ocurre ahora es que la pandemia pone en cuestión esta política porque la educación y la salud no resisten recorte alguno y se vuelve urgente la necesidad de por lo menos triplicar sus presupuestos si se quieren algún día retomar la "normalidad". Y así poder reforzar los hospitales con todo lo necesario y abrir escuelas cuando lo permita la pandemia.

Se ha vuelto urgente abrir una deliberación entre los trabajadores de la educación sobre este problema, que es el meollo del vaciamiento que vivimos sistemáticamente.

Las direcciones también aprovechan la pandemia

Si bien no es noticia para los docentes salteños, que los gremios negocien a nuestras espaldas y ni nos consulten, lo que nos tiene sorprendidos a los docentes es que los delegados de la autoconvocartoria se nieguen a hacer asambleas virtuales, excusándose en que solo podremos tener una cuando vuelva la presencialidad, es decir cuando acabe la pandemia. Preteden arrogarse para un grupo la decisión que afecta a toda la docencia, aplicando el método que siempre uso la burocracia sindical para cerrar la vida y la democracia sindical.
Esta parálisis solo puede favorecer a un gobierno que aprovechando la misma, congela el salario, vacía la escuelas y descarga todo el costo de la educación virtual sobre nuestros hombros. Mientras siguen pagando deuda externa y nuestro país se coloca número uno en el ránking de los países en el mundo que generan rentabilidad bancaria.

Debemos organizarnos desde abajo para superar a todas las direcciones que favorecen al gobierno, formando un cuerpo de delegados antiburocratico e independiente, que este soldado a las bases, cuyos delegados sean revocables cada vez que se lo requiera y en donde ninguno esté por encima de la asamblea. Llamamos a todos los compañeros a organizarnos en cada escuela y localidad, para poner en pie a la docencia y defender el salario exigiendo un 30% ya y luchar por más presupuesto.

Fuente: Tribuna Docente- Tendencia



Autor:Mariana Palacios

Comentarios

Comentar artículo