ABUSABA DE SU PRIMA CUANDO ELLA ERA MENOR DE EDAD Y LO CONDENARON

En un juicio abreviado condenaron a E. M. R. (44) a la pena de tres años de prisión condicional por el delito de abuso sexual simple agravado por la guarda y la convivencia preexistente con una menor continuado, en concurso real con exhibiciones obscenas.

La víctima de E. M. R. fue su prima. Los hechos ocurrieron entre 1998 y 2002, periodo en que el imputado se encontraba cursando estudios en la ciudad de Salta y se había instalado temporalmente en casa de la menor. La damnificada relató que el acusado la sometía a tocamientos en sus partes íntimas cuando sus padres se encontraban trabajando. La víctima presentó la denuncia siendo ya mayor de edad.

La jueza María Gabriela González, vocal de la Sala III del Tribunal de Juicio, le impuso al condenado reglas de conducta que deberá cumplir para no perder la condicionalidad de la pena: fijar domicilio, comunicar al tribunal cualquier cambio y someterse al control del Programa de inserción social y supervisión de presos y liberados; prohibición de acercamiento a menos de 300 metros de la víctima y de establecer cualquier tipo de contacto con ella, por cualquier medio; abstenerse de consumir sustancias estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas; realizar tratamiento psicológico para el control de sus impulsos sexuales y acreditar su inicio y evolución con las constancias correspondientes.

La jueza también ordenó que se le realice un examen de ADN al condenado para su inscripción en el Registro Nacional y Provincial de Datos Genéticos.

Nota: Se omitió el nombre completo de las personas involucradas para preservar la identidad de la víctima y su derecho a la intimidad y confidencialidad.

Comentarios

Comentar artículo