Universidad Nacional de Salta camino a la Bimodalidad

En una reunión de comisión docentes plantean trabajar en una Bimodalidad. Este viernes, a las 11, el rector Claros y decanos de las facultades se reunirán con autoridades del COE.

La Universidad Nacional de Salta (UNSa) por estas horas está pensando en una "bimodalidad", es decir, con estudiantes presenciales en las aulas y, al mismo tiempo, con otros participando de las clases de forma virtual. Se trata de una alternativa planteada por algunos decanos para cerrar el año y no tener que hacer venir hasta la capital salteña a miles de jóvenes del interior provincial por menos de dos meses y con todo el gasto que ello implica en traslado, alquiler y alimentos.

Sin embargo, la idea de esta "bimodalidad" también implicaría una inversión importante en equipos e instalaciones técnicas que la universidad debería asumir en lo inmediato.

Lo cierto es que por ahora la UNSa mantendrá las clases presenciales de las prácticas de laboratorio y de los exámenes parciales y finales -especialmente de los años avanzados- que se vienen realizando hace un par de meses hasta definir cómo intensificar la presencialidad.

El rector Claros destacó que, sorprendentemente, en 2021 hubo récord de preinscriptos, 23.500 alumnos se anotaron para las diversas carreras. Aseguró no tener datos precisos del nivel de abandono durante la pandemia.
 

Después de un año y medio, el Gobierno nacional eliminó el distanciamiento en las universidades y autorizó la presencialidad plena. Por este tema, ayer se reunió la comisión ad hoc conformada por los distintos sectores de la casa de estudios y analizaron la resolución 3043/21 firmada por el ministro de Educación Jaime Perczyk, que deroga el protocolo de Nicolás Trotta que estaba vigente (resolución 1084).

"Esta resolución en su artículo 2 dice: Establecer que la efectiva reanudación de las actividades académicas presenciales en las universidades e institutos será decidida por las autoridades provinciales. Eso nos sorprendió a todos los rectores basado en nuestra autonomía constitucional", resaltó el rector Víctor Claros.

En las seis facultades de la UNSa y sus sedes estudian unos 37 mil jóvenes y adultos. Hoy se trabaja con un límite del 36% de aforo, esto es unos 12 mil alumnos por día entre los siete turnos que ya pudieron retomar sus prácticas.
 

El rector confirmó que este viernes, a las 11, tiene reunión con miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE) a la que asistirá con todos sus decanos. Allí se espera que salga una definición concreta de si la universidad estatal retornará o no de forma masiva antes de fin de año.

Además de los estudiantes del interior provincial, a Claros le preocupa el servicio de transporte público, por eso ya se comunicó con el titular de Saeta, Claudio Mohr, para consultarle sobre el boleto gratuito. "El 86% de nuestros alumnos necesita de la gratuidad de colectivos, tenemos 28 mil empadronados para hacer uso del transporte público. De acuerdo a lo que se defina con el COE se podrá avanzar con Saeta", detalló. Calculó que sin aforo la UNSa tendría casi 1.000 alumnos por turno (hay 7), día y fa cultad".

En la sede de Santa Victoria todos los estudiantes de Salud ya debieron volver a las clases presenciales plenas por la falta de conexión. En un local cedido por hermanas de una comunidad religiosa se armaron los equipos.

Algunos planteos

“La sorpresa para todos es que estamos terminando el año, muchos terminan entre el 12 y 30 de noviembre”, dijo el rector de la UNSa, Víctor Claros, en referencia a la decisión de la Nación de que las universidades retornen a la presencialidad plena.
Comentó que ayer había alumnos del interior que preguntaban si faltando un mes y medio tenían que trasladarse a la ciudad de Salta y pagar un alquiler. 
En contrapartida, hay padres que se manifestaron a favor de la vuelta total a través de la redes. “Volvieron todos, ¿por qué la universidad se resiste tanto?”, plantearon.

 



Autor:Mariana Palacios

Fuente: El Tribuno Salta

Comentarios

Comentar artículo