Crudos testimonios de las testigos del femicidio en San Calixto

Esta tarde un nuevo femicidio causó indignación en la sociedad salteña. Testigos indicaron que Jésica Solís fue degollada por su ex pareja Ezequiel Domínguez en el barrio San Calixto de la zona sur de la ciudad y tras el hecho, este hombre y su actual concubina identificada como Rocío fueron detenidos. La víctima tenía una pollería en la esquina de su vivienda, frente a la plaza principal del barrio, y dos personas fueron testigos del hecho: una vecina y una amiga de Jésica. Ambas dialogaron con El Tribuno.

PRIMER TESTIMONIO 

Silvana, una de las testigos del hecho indicó que "fui a comprarle milanesas a Jésica después de las 13.30 y en ese momento ella discutía con el ex. Le decía que se vaya, que no tenía nada con él y escuché un ruido fuerte del lado de adentro de la casa. Hay un estante que divide el negocio de la cocina y ellos estaban ahí. La pareja de él (Rocío) estaba sentada, discutían y la chica no hizo nada", dijo.

"Luego salió el hijo y me dijo: tía por favor hace algo, pensé que estaba desmayada, le pegué en la espalda a Ezequiel, le dije que la levante, le tapé la herida en el cuello y le decía a Jésica que aguante. Su hijito se desmayó y Ezequiel intentó subirla a la moto para llevarla al médico pero no podía. Le tenía tapada la garganta, le dije a un guardiacárcel que la socorra y ella tenía signos vitales, pero la ambulancia demoró casi 40 minutos. Llamé a la policía pero primero te pregunta de todo en vez de mandar un móvil o la ambulancia. Cuando Ezequiel le soltó el cuello, el de la ambulancia no quiso hacer nada y dijo que ya estaba muerta".

Consultado sobre las reacciones violentas del femicida, Silvana detalló que "ella le tenía miedo y no quería hacer nada porque él la manipulaba. Él la amenazaba de muerte". Y agregó que Rocío "seguía sentada. Lo único que dijo es: 'Mirá lo que hiciste Ezequiel'".

SEGUNDO TESTIMONIO 

Belén, vecina, amiga y testigo del hecho también contó a este medio sobre la situación: "Yo habia llegado de dejarlo a mi hijo a la escuela, eran las 14.20, me crucé a la plaza porque ella estaba afuera llamado a la policía y él estaba adentro".

"Sé que hasta mañana iba a estar el negocio abierto , era una sociedad.  Luego ella entró a venderle milanesas a la vecina, murmuró y me dijo "llama a la policía, negra".

Y también dio detalles de la relación que tenía con quien ahora está edtenido: "Él venía a hacer lío por la casa. Yo dos o tres días de la semana me venia a dormir con ella. No sé si habrá una denuncia porque ella le tenía miedo. Siempre me decía 'hace que venís a comprar porque Ezequiel me vino a molestar'"-

Sobre el momento del femicidio sostuvo que esuchó a la vecina gritar "que llamen a la policía y a la ambulancia. Lo ví salir al nene lleno de sangre y la chica (Rocío) estaba estaba sentada, pese a que Jésica ya le había dicho 'Rocíoo llevátelo'".

Luego de atacarla, dijo que Ezequiel "la cargó en la moto pero se le escapó el cuello de Jésica y comenzó a sangrar mas. Ella tenía pulso, luego cuando llegó la ambulancia, ella ya había muerto".

Finalmente contó que "muchas mujeres tienen policía de consigna.  A el lo encontraron ahí y decía que 'fue un impulso'. ¿Qué impulso?, la degolló delante de su hijo", comentó, angustiada.

FOTOS: PABLO YAPURA / VIDEO: MIGUEL ESCALANTE/ CÁMARA: JULIO NAKHLE



Comentarios

Comentar artículo