Denuncian al intendente, tras la negativa de no suspender eventos masivos en Orán

El presidente del Concejo Deliberante de la localidad de Orán, Samuel Huerga, radicó una denuncia penal contra el intendente Pablo González, por el incumplimiento de la ordenanza que prohibía la organización de eventos en la ciudad. El edil acusa al intendente de obtener beneficios económicos con esas actividades.

El presidente del Concejo Deliberante de la ciudad de San Ramon de la Nueva Orán, Samuel Huerga, presentó hoy ante la Justicia Federal una denuncia penal y una medida cautelar contra el intendente de la localidad, Pablo González, por incumplir una resolución del cuerpo deliberativo que instaba al jefe municipal a abstenerse de organizar eventos en la localidad por escalada de contagios por Covid 19..

En la denuncias, presentadas en la Fiscalía Federal de turno en la ciudad de Tartagal, donde ya tomo actuaciones el auxiliar fiscal, Rafael Lamas, se pide investigar los sospechosos vínculos económicos existentes entre la familia de Gonzalez, su gestión y la realización de eventos sociales privados con apoyo municipal. 

En tanto, la medida cautelar solicita la suspensión inmediata de estos eventos, mientras se investigue la acusación.

Huerga contó a Nuevo Diario que el sistema sanitario local no está preparado para eventos sociales masivos que propicien contagios. Fue en ese sentido que desde el concejo solicitaron la suspensión de estas festividades, hecho que el intendente hizo caso omiso.

En el escrito presentado ante la justicia, Huerga relata una relación con beneficios económicos entre la realización de estos eventos y la familia de Gonzalez.

El mandatario municipal habría nombrado a su cónyuge, Elisa Meri, como directora de la comisión organizadora de los corsos Color de Orán, quien tiene parentesco con el empresario local Roberto Meri, y que es el organizador de los eventos realizados en el lugar denominado “El Gigante” y que contarían con financiamiento municipal.

Para Huerga, no le cabe duda que es por estos vínculos, el intendente no suspende la realización de los eventos artisticos, como por ejemplo sucedieron en los municipios vecinos del Departamento.

La situación sanitaria de Orán

El cuerpo de ediles de la localidad se reunió con la gerencia del Hospital San Vicente de Paul, a cargo de la doctora Gladys del Jesus Laime y los integrantes del Comité Operativo de Emergencia de Orán, donde les confirmaron que la realización de eventos con temática del carnaval era perjudicial para el sistema de salud público.

Según datos que se expusieron ante los representantes, el sistema sanitario registra hasta el momento solo un 49% de la población adulta de la ciudad inoculada con dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.

En poblaciones más jóvenes como adolescentes los números son menores ya que se reducen a un 30% y un 20% sobre la población total de niños.

Las autoridades sanitarias muestran una falencia en la cumplimentación del plan de vacunación de la zona.

Por los tanto las autoridades del nosocomio como las del COE avalaron la resolución N° 506 del Concejo Deliberante, votada por unanimidad por los miembros del cuerpo de concejales, cuyo fin era que se evite la realización de eventos sociales que propicien el contagio del virus.

Huerga afirmó que apuntaban a la suspensión de todos los eventos sociales y cuestionó las disposiciones del COE provincial que permitía los eventos con aforo menor a 1.000 personas.

“Orán no es una ciudad tan grande como Salta, si metes tres eventos distintos con ese aforo terminas saturando de igual manera el sistema sanitario”, explicó.

En agosto del 2020, la localidad fue epicentro de un pico de contagios con una mortalidad superior de la enfermedad a la media nacional y sin recursos para afrontar la crisis.

Esto causó muchas críticas hacía la gestión municipal, que pese a la pesada historia que antecede, continúa con la realización de eventos sociales pese a las recomendaciones sanitarias.

 



Autor:Mariana Palacios

Fuente: Nuevo Diario

Comentarios

Comentar artículo