La médica de Tartagal aseveró que son falsas las denuncias de aborto obligado

La médica de Tartagal Miranda Ruiz, hizo circular por las redes un audio donde se defiende y denuncia la existencia de una "mafia judicial" se pregunta ¿Quién protege a las mujeres en Salta?. Lo hizo a raíz de que se hizo conocer que la paciente de 21 años radicó la denuncia en su contra donde afirma que "la obligó a abortar".

En el audio la médica Ruiz, se defiende y contrataca al sistema judicial, a la denuncia de un "aborto obligado" de la familia y ahora también de la paciente. 

Reafirma que la acusación de la joven es falsa y aclaró que no se llevó a cabo con procedimiento quirúrgico, como se dijo, sino que fue mediante pastillas Misoprostol. "Es imposible obligar a abortar a alguien con un tratamiento de pastillas, dado que es autoadministrado", aseveró.

Textual lo que dicen en el audio viralizado

En el audio que la profesional del Hospital "Juan Domingo Perón" de Tartagal, viralizó por las redes y arranca diciendo: "Una de las primeras cosas que yo me pregunto después de todo lo que sucedió es ¿Quién protege a las mujeres en la Provincia de Salta?"

"Aparentemente existe como una organización mafiosa entre la Justicia, algún sector político, la Iglesia y protectores de ginecólogos abusadores, que no solo no les importaba avasallar la dignidad de la paciente cuando accedió a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en donde la han expuesto a la paciente, mintiendo sobre la historia clínica. Y si hubieran dicho la verdad tampoco había que hacerlo, pero han mentido para defender sus intereses personales y políticos, esa paciente fue usada políticamente, yo también y su familia también".

Obligada a una falsa denuncia

"No solo la han expuesto sino que ahora la están obligando a hacer una falsa denuncia. Lo que tiene que entender la paciente es que si ella hace una falsa denuncia compromete su estado de libertad, porque hay pruebas suficientes para demostrar que lo que ella dice no es cierto, entonces yo le pido por favor a esta organización mafiosa que nos dejen trabajar, que no conocen las necesidades sanitarias del Norte de Argentina, que nos dejen laburar como corresponde y que nos dejen continuar con nuestros servicios públicos y que se dediquen a otra cosa, dejen de jugar a la democracia".

"Es una vergüenza que hayan obligado a mi paciente a mentir y a dar un falso testimonio, porque la están exponiendo a ella haciendo esto como la expusieron desde un principio".

"Entonces un llamado a la racionalidad. ¿Quién nos protege en Salta? ¿Quién protege a las mujeres en Salta?"

"Ya he dicho un montón de cosas respecto al ginecólogo abusador, respecto a por qué este es un caso típico de Lawfare de libro respecto a que penalmente mi causa no tiene ningún tipo de interés jurídico, que es muy sencilla, que la historia clínica está perfectamente escrita, que yo indico un tratamiento administrado".

Un tratamiento autoadministrado

"Esta causa penal es muy sencilla, estoy cumpliendo con la ley nacional nada más. No sucedió otra cosa. Este no es el problema, porque hay testigos, que se hizo con consentimiento informado, que tengo conversaciones con mi paciente".

"Aclaro igual yo no soy ginecóloga, no soy cirujana, yo indico tratamientos autoadministrados, la pastilla que se usa es el Misoprostol se coloca debajo de la lengua por media hora, porque es la absolución sublingual y luego se traga, y cada 3 horas se repite el procedimiento hasta la expulsión, la cantidad de pastillas que se usa, depende de la edad gestacional de la paciente, pero es un tratamiento autoadministrado, yo no puedo obligar a nadie a abortar".

"Esto parece una cacería de brujas, es increíble, jamás me imagine en mi vida que iba a poder vivir algo así", finalizó Miranda Ruiz.



Autor:NUEVO DIARIO DE SALTA

Comentarios

Comentar artículo